Número 26 - Año 4 - Mayo de 2016

26/04/2016

Peake, hombre récord. // Foto: Twitter ESA Operations.

2016: Maratón en el espacio

El astronauta británico, Tim Peake, corrió los 42 KM de Londres desde la Estación Espacial Internacional en 3:35:21. Estará en la próxima edición del Libro Guinness de los Récords.

foto del periodista

Agustín Casa 

El atletismo en calle suma cada día más adeptos. Con el objetivo de llevar adelante una vida sana mediante la práctica deportiva, personas de todas las edades se suben a la ola del running. Entre sus diferentes variantes, el maratón representa una de las más emblemáticas pruebas del deporte. No se corren 42.195 km de un día para el otro, se requieren meses de preparación. Atletas amateurs y profesionales dedican una porción importante de su tiempo a entrenamientos para un mismo fin: completar un maratón.

Las grandes capitales del mundo son centros que atraen un gran número de atletas. El domingo 24 de abril se celebró el Maratón de Londres, donde participaron cerca de cuarenta mil competidores de todo el mundo. Uno de ellos se destaca entre la multitud: el británico Tim Peake, quien corrió la competencia desde el espacio.

Sí, leyó bien, Peake, astronauta que se encuentra en la Estación Espacial Internacional (EEI), que se mueve a 28 mil kilómetros por hora, participó de la prueba a más de 400 kilómetros de la superficie terrestre. El ex oficial de las fuerzas aéreas británicas completó el maratón en 3:35:21 horas y superó a la estadounidense Sunita Williams, quien en 2007 hizo lo propio en el Maratón de Boston, también desde la EEI, en 4:24:00. De esta manera, el británico batió un nuevo récord y estará en la próxima edición del Libro Guinness de los Récords, en la categoría “el maratón más rápido en el espacio”.

Peake realizó la prueba sobre una cinta, que los astronautas de la EEI utilizan a diario para mantener sus músculos activos, sujetado a unas cintas elásticas para contrarrestar el efecto de ingravidez. En su comunicación con el Centro Europeo de Astronautas, ubicado en Colonia (Alemania), el británico calificó la experiencia como fantástica. Justamente allí, Peake fue preparado para la misión Principia y para el maratón de Londres.

Patrick Jaekel, su entrenador, señaló que “las condiciones fueron muchos más difíciles que en la Tierra”. Y enfatizó que correr en el espacio “es como correr con una mochila de 20 kilos sobre los hombros”.

En tierra, Peake ya había incursionado en el mundo del running. En 1999 completó el maratón londinense en 3:18:00. Marca que hace aún más meritoria su performance en la EEI, donde soportó las condiciones impuestas por la microgravedad –es decir, la leve presencia de gravedad en el ambiente-.

No se trata de literatura de ciencia ficción de mediados del siglo XX. Aunque si lo fuera, Tim Peake o Sunita Williams serían sus protagonistas. Se plantearía un futuro próximo sobrepasado por el vertiginoso avance tecnológico y la obsesiva exploración espacial. En ese escenario la proeza también sería posible. Y la novela se llamaría 2016: Maratón en el espacio.

 

Multimedia:

 

Fuente: Télam, El País y Clarín.

Share this:


Deja un comentario